Mar
19
2022
0

Sevilla recibirá a un amenazador Fnatic TQ

Sevilla recibirá a un amenazador Fnatic TQ

Sevilla tiene un color especial, una afirmación que no sorprende a nadie. Tampoco que Fnatic TQ sea el primer finalista del Spring Split de la Superliga de 2022. La capital andaluza volverá a acoger la final de la máxima competición de League of Legends en España con un protagonista inicial cuya historia engaña. El conjunto naranja disputará por primera vez en su historia una final en la competición nacional, pero la organización no es ajena a este tipo de enfrentamientos. La idiosincrasia del club ha quedado reflejada en el rendimiento del equipo en su estreno en esta liga regional europea: llegar para ganar y dejando su propia marca. Su primer partido en los playoffs no ha sido una excepción tras firmar un 3-1 ante Barça Esports que le da la oportunidad de ponerse de cara para levantar el título de campeón.

El nuevo formato de los playoffs de la Superliga compensaba el buen trabajo de la fase regular. Una victoria significaba tener asegurado el billete hacia Sevilla, mientras la derrota dejaba de tener carácter fatalista. Perder suponía tener que jugar más para poder pelear por el trofeo de campeón nacional, pero no una eliminación directa como sucedía anteriormente. De todas formas, Fnatic TQ demostró en la Grieta del Invocador que eso le daba igual. El conjunto naranja emuló la misma actitud con la que disputó la fase regular, es decir, mostrar la voluntad de querer tener los deberes hechos. Finalmente así fue ya que, por mucho que tuviera por delante al segundo clasificado, la organización no quiso rebajar su nivel. Sin ocultar que también son capaces de sangrar, los jugadores y el cuerpo técnico demostraron lo que ya enseñaron anteriormente: que de momento su nivel es muy superior.

MAXI como objetivo principal

La serie arrancó con un espectacular rendimiento de Fnatic TQ en el primer mapa. El conjunto naranja aceleró desde el primer momento para poner todavía más por delante a Óscar Muñoz «Oscarinin» y explotar como una unidad coordinada en las peleas grupales. Los blaugrana basaron su plan de partida en anular todo lo máximo posible a Magnus Kristensen «MAXI«. Hacerle elegir: tener recursos a cambio de no apoyar a las líneas o a la inversa. Sin embargo, de poco sirvió en la partida inicial. Jakub Viceník «Dreedy» sufrió bajo el control de Akali una absoluta dominación del top rival que se transformó en un efecto de bola de nieve imparable para Barça Esports.

Sin embargo, la segunda partida destacó por mantener las formas pero cambiar el resultado. Los culés no se doblegaron a pesar de la dura derrota inicial y mostraron el mismo plan de partida. En esa ocasión el conjunto barcelonés sí consiguió penalizar a MAXI para poner a su jungla por delante. A partir de ahí generaron el ansiado efecto de bola de nieve. Con el jungla de Fnatic TQ por detrás, los blaugranas practicaron el estilo de juego al que tanto han acostumbrado a su afición durante la fase regular. Con este mismo intercambio de cromos llegó el empate al marcador, un hecho que no volvería a suceder.

La imposición de Fnatic TQ

Posteriormente Fnatic TQ demostró que no es tan alarmante el hecho de sangrar como sí el de no saber reaccionar ante ello. Inicialmente el equipo protegió muy bien a Oscarinin ante los intentos de acometida de Barça Esports, teniendo el dúo portugués del equipo un rol clave. Tanto Rubén Barbosa «Rhuckz» como Pedro Simões «Baca» realizaron una serie completa estando atentos a todo lo que sucedía en la Grieta del Invocador. Los culés no lo pusieron fácil, devolviendo las penalizaciones que recibía en forma de castigo en la otra punta del mapa y resistiendo cada una de las peleas grupales. Por ello el conjunto naranja acabó tirando de un backdoor de su medio para poder cerrar un mapa que se le estaba resistiendo más de lo habitual.

Finalmente Barça Esports se encontró entre la espada y la pared. Su rendimiento como tal no era malo, pero el nivel de su rival estaba siendo superior. Los blaugranas no dudaban en acometer en cada oportunidad que veían clara para intentar generar ventajas iniciales. Sin embargo, un intercambio de asesinatos inicial acabó marcando el desarrollo de la última partida. BEAN tenía a sus brazos a Zeri y no dudó en demostrar toda su habilidad individual. Si bien es cierto que la sangre estaba relativamente equilibrada, Fnatic TQ era quien estaba controlando la Grieta del Invocador. El conjunto naranja ratificó por qué se había impuesto en lo que llevamos de Superliga y envió al conjunto catalán al cuadro inferior, donde está a la espera de saber si se enfrentará a Finetwork KOI o a BISONS Esports Club.

Que un asesinato cuádruple de Baca fuera la jugada que sentenciase el desarrollo de la serie fue tan poético como el flamenco o una barra de Toteking. El portugués fue el mejor jugador de la serie mostrando un rendimiento constante y una excelente visión de juego. Ni se regodeó cuando consiguió ventajas ni se frustró por no imponerse claramente en la fase de líneas. Aguardó con paciencia y demostró por qué el espacio, el tiempo y el movimiento son factores extremadamente importantes en League of Legends. Jugó e hizo jugar a sus compañeros de equipo. Con ellos buscará darle a Fnatic TQ el título de campeón de Superliga en la tan acogedora Sevilla.

© FUENTE ORIGINAL


Warning: Undefined array key "emestore" in /home/sulol/public_html/wp-content/themes/halftype/footer.php on line 89