Los problemas entre TSM y Doublelift van a más

TSM, la histórica organización norteamericana, vive el peor momento de su historia, y uno de los capítulos más polémicos está protagonizado por Yiliang «Doublelift» Peng, uno de los jugadores más emblemáticos de League of Legends en Occidente. El propio Doublelift ha compartido una carta confidencial que recibió a finales del pasado años sobre su despido, aumentando así el largo enfrentamiento entre organización y jugador.

Todo comenzó el pasado mes de noviembre, tras unas declaraciones en las que Doublelift destacó el acoso y abuso realizado por Andy «Reginald» Dinh, fundador de TSM. Una cultura del miedo que esta semana ha recogido The Washington Post con varias declaraciones de empleados del club, y es en base a este reportaje que todo ha vuelto a estallar.

Doublelift no dudó en hacer pública una carta recibida el pasado mes de noviembre por el bufete de abogados, ESG LAW (Electronic Sports and Gaming Law). La carta se declaraba desde un inicio como ‘Confidencial’, y en ella se exigía que este dejase de menospreciar de forma pública a TSM. Los comentarios a los que se refiere la carta son los realizados en Twitch durante los días 9 y 10 de noviembre de 2021, donde según destacan «incumplimientos irremediables de los acuerdos».

TSM, Doublelift y Reginald

La confidencialidad que demanda la carta no ha funcionado, y es que tan solo seis meses después Doublelift lo ha hecho público e incluso ha pedido a Reginald que le mande otra.  La carta destaca que TSM emprendió acciones legales contra Doublelift por un supuesto incumplimiento de su contrato de trabajo, valorando la posibilidad de que este pagase una indemnización de hasta 200 mil dólares por cada caso de incumplimiento del acuerdo.

A día de hoy no se ha iniciado ningún procedimiento judicial, y Reginald no se ha pronunciado sobre las acusaciones aparecidas en el reportaje del Washington Post. Por otra parte, Riot Games está llevando una investigación sobre el comportamiento del propiestario.

© FUENTE ORIGINAL