Las 5 claves de la victoria de Fnatic TQ ante BISONS en la gran final

El proyecto de Fnatic TQ en la Superliga toca techo con el triunfo en Sevilla fortaleciendo una de las historias más grandes jamás construidas en el League of Legends español, un récord histórico en la temporada regular con sensaciones de ser un equipo capaz de pelear por cotas mucho mayores tanto en calidad individual como en grupo, pero ¿cuáles son las claves de este grupo?

El valor de los chicos de Crusher tanto en la temporada regular como en los playoffs del split de primavera les colocaba como favoritos en todas las quinielas más allá del fervor por el LoL Champán de Bisons, pero la realidad quedó demostrada en la grieta con un 3-0 inapelable que casi podría deslizarse como tres palizas de equipos de distinto nivel.

Hay un debate abierto sobre si de verdad este Fnatic TQ es uno de los mejores equipos entre las ERL o incluso si tiene consistencia como para imaginar gran parte de este roster funcionando en un equipo de LEC, pero más allá del potencial lo cierto es que España se les ha quedado pequeña y los motivos son múltiplos de su propio éxito.

El manejo del stage

La superioridad de Fnatic TQ en cuanto a nivel era indiscutible y precisamente por eso el descontrol del público en un presencial podía ser uno de los grandes factores a validar en un Bo5 completo en un stage. A pesar de tener a la grada volcada con Bisons, los chicos de la academia mantuvieron la compostura, su estilo habitual y supieron sobreponerse para hacerse con parte de ese corazoncito repleto de ovaciones a los bisontes.

El control del mid-jungla

Ya dijo Oscarinin que gran parte del mejor de cinco estaría en estas dos posiciones y no lo pudo remarcar mejor. A pesar de las kills en línea tanto del toplaner como de su propia botlane, la partida la controló a su antojo Maxi hasta hacerse con el MVP. Más allá de colocarse en el olimpo de Lee Sin con dos partidas espectaculares, su control del mapa y la sinergia con sus compañeros fue fundamental para controlar tanto el macro como el micro. Y sólo había que fijarse en él en partidas, es el auténtico líder in game.

Focus Myrwn, Focus Marhoder

A Bisons había que controlarle en diferentes líneas pero sobre todo saber encontrar una respuesta para los picks de Myrwn y el estilo propuesto por Marhoder. Más allá del early de la Ahri AD en top, Fnatic apenas tuvo problemas para deshacerse de los picks extraños en toda la serie. Especialmente significativa fue la jugada en esa primera partida donde hasta tres jugadores gastaron el flash para acabar con Mrwyn por segunda vez en un minuto, gesto claro de la concienciación de todo el equipo para acabar con la única win condition de los vascos.

Agresividad minuto 1

Bisons sabe jugar sus cartas pero suele ser un equipo más pasivo y el estilo de Fnatic se basa en todo lo contrario. La proactividad desde el primer instante de las tres partidas no sólo terminó en victorias sino en tres palizas imposibles de remontar tanto en el control de objetivos como en las kills en línea.

Crusher

Merecido entrenador del split. Aunque otros como Marhoder o Mapache partían con más valor de base al tener una plantilla sin tantas estrellas, Crusher ha sabido no sólo entender el estilo ideal para los suyos sino acompañarlos desde los picks para no temer a ningún rival, apenas ha habido una setup dudosa en todo el split.

La gran pregunta queda para el European Masters, el verdadero reto de Fnatic esta temporada después de destrozar con un 16-2 en la temporada regular y dos mejores de cinco inmejorables.

© FUENTE ORIGINAL